RETOS DE TU NIVEL

REINICIANDO EL SISTEMA

Me presenté en Tudela el día 25 de Febrero con pocas esperanzas de completar la media maratón puesto que el gemelo seguía resentido. Después de un calentamiento largo en el que no conseguí activar los músculos, me planté en la salida con el único objetivo de correr a un ritmo que me permitiera controlar las molestias en la zona lesionada. ERROR.

Ni mentalmente, ni físicamente debí calzarme las zapatillas en Tudela. Durante el 10K que completé a un ritmo medio de 4:16, las molestias en el gemelo fueron de menos a más (como es lógico). Si tengo que sacar algo positivo de mi presencia en la ciudad de la verdura, es que apenas noté mermas en mis capacidades físicas. Y es que, a pesar de la casi completa ausencia de entrenos de carrera a pie; las sesiones de natación y las cada vez más horas sobre la bicicleta están dando sus frutos en las dos disciplinas que mi lesión me permite entrenar de una manera más que aceptable.


Todavía queda un mes para el comienzo de las pruebas del segundo trimestre del año. Digo todavía… aunque realmente veo los plazos muy justos. En este tipo de prácticas, desde que haces 3-4 sesiones de calidad, hasta que las asimilas, prácticamente te has comido 30 días. No quiero tener prisa, así que el único objetivo ahora mismo es llegar recuperado. El resto es secundario. Volver a estar rápido será cuestión de tiempo y dedicación. Probablemente en el Duatlón de Viana se vea un sector de carrera a pie bastante conservador por mi parte, a fin de no recaer, pensando en la Rioja Ultra Trail de la semana siguiente.

La experiencia me dice que para llegar en plenitud de condiciones al medio Ironman de Logroño (16-06-2018) necesitaría encadenar unos dos meses de entrenamientos consecutivos, sin percances, sin lesiones, con los descansos establecidos… no está siendo un camino fácil, pero el planning está preparado y la cuenta atrás ha comenzado.

Salud y kilómetros!!!


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: